Aula, Montessori, Pedagogía, Porteo

Portabebés en la escuela infantil

Hoy os voy a hablar de los portabebés en la escuela infantil.

Los niños necesitan contacto y brazos de sus personas queridas: de sus padres, abuelos. El portabebé ergonómico es un recurso que nos ayuda a proporcionar este contacto cuidando, además, el cuerpo del adulto y la postura del niño. Podéis leer sobre sus múltiples beneficios aquí.

En la escuela los niños también necesitan contacto con su persona “clave”, con su figura de apego. La maestra es en este caso la persona que le hace sentir seguro y querido el tiempo que pasa en la escuela.

Desde nuestro punto de vista, portear en la escuela infantil es algo básico, necesario, enriquecedor…

Nos facilita cuidar al niño de forma óptima, cuidando y respetando al máximo sus necesidades.
[Tweet “Portear en la escuela infantil es básico, necesario, enriquecedor…”]

El portabebé ayuda tanto al niño como a la maestra. 

Al niño que necesita sentirse protegido, abrazado, acunado…

A lo largo de los días nuestros pequeños pasan por muchos estados. En general les apetece explorar, jugar, participar en las actividades…pero hay otros días que no se sienten tan animados. No han dormido bien, están incubando algún virusillo, o simplemente están más sensibles. En el portabebé se sienten bien, descansan junto a su acompañante sin sentirse solos. 

El contacto es sin duda una herramienta maravillosa para el periodo de adaptación, unos días especialmente difíciles para los pequeños. ¿Será el contacto y el porteo la clave de que en nuestro periodo de adaptación casi no haya lágrimas? Es una de las claves. A lo largo de esta serie de post os iré revelando el resto…
  • Text Hover
[Tweet “El portabebé ayuda al niño que necesita sentirse protegido, abrazado y acunado.”]

No todos los niños prefieren el portabebé, otros prefieren su carro o una camita para estos momentos. Hay que saber escuchar sus necesidades y respetarlas. Cada familia es diferente y cada niño es diferente, por ello, creemos que un buen centro infantil debe hacer uso de todos los recursos y utilizar los que necesite en cada momento.

A la maestra:

Para la maestra el portabebé es una gran ayuda, ya que puede coger a un niño que lo necesita y atender a los demás. Si no tuviera el portabebé tendría al bebé en brazos (o en el suelo en el peor de los casos…) y no dispondría de manos libres para los demás niños que también la necesitan.

Un aula con portabebés es un aula más tranquila, más respetuosa, con muchos menos llantos (o casi sin llantos), con menos estrés y con mucho amor!

Isa.