Aula, Montessori, Pedagogía

El almendro del columpio.

Buenos días!! Cuando creamos El aula del columpio quisimos incorporar elementos de la naturaleza, para que los niños tuvieran contacto directo con ella y pudieran observar sus cambios. Creamos el arenero, planificamos un huerto para primavera, y plantamos un árbol. Así nació El almendro del columpio. Aunque los libros que más me gustan sobre la pedagogía Montessori son los escritos por ella misma, en «Jugar y aprender con el método Montessori« también encontramos la visión de María Montessori sobre la importancia del contacto con la naturaleza y actividades para poner en práctica con nuestros hijos. Os dejo con un párrafo que recoge su pensamiento: «Montessori creía que las actividades diseñadas para fomentar el cuidado y la conciencia del entorno natural no sólo merecían la pena en si mismas, sino que destacaba, además, su creencia de que el desarrollo espiritual del niño también saldría beneficiado de esta participación. En un mundo cada vez más materialista, este aspecto del desarrollo se olvida con frecuencia. También, al estar cerca de la naturaleza y hacerse consciente de la interdependencia de todos los seres vivos, tu hijo desarrollará poco a poco una comprensión del universo como un todo.» Lesley Britton. Jugar y aprender con el método Montessori. Paidós, 2000. En El aula del columpio es fundamental este aspecto que relata el fragmento, por ello nuestro currículo gira en torno a las estaciones del año y le damos una gran importancia al contacto con la misma desde el punto de vista de la experiencia directa, de los sentidos. [Tweet «En el aula del columpio vivimos la naturaleza a través de la experiencia directa, de los sentidos.»] Plantamos el árbol en verano, era pequeño y frágil, y nos saludaba cada mañana con sus hojitas verdes. Nos acompañó en muchos ratos de juego, como hacen los buenos amigos. Almendro-1 El almendro del columpioPoco a poco ha ido creciendo, le hemos regado, cantado canciones, colocado sus piedras, hemos jugado a su lado…Ha estado con nosotros en todas nuestras fiestas al aire libre. Almendro en fiestasLos niños han observado cómo en otoño sus hojas se tornaban marrones. Cómo se caían y volaban con el aire del otoño. Han jugado con ellas, las han utilizado para hacer sus trabajos, para decorar el aula. En el corto invierno se quedó pelado, desnudo…aunque este año su desnudez duró poco y enseguida observamos cómo salían los primeros brotes. No entendían bien que significaba hasta que hoy….

¡¡Han salido las primeras flores!!!

Almendro flor Hemos salido a darles la bienvenida y a disfrutar de esta incipiente primavera. Hemos jugado, cantado y disfrutado a su lado, como siempre, pero ¡hoy muy contentos con el nuevo descubrimiento! El almendro del columpioEspero que os haya gustado El almendro del columpio, os iré contando más aventuras a su lado. El almendro del columpioOs recuerdo que está abierto el plazo de inscripción de El aula del columpio para el curso 2016/2017. [Tweet «Ya está abierto el plazo de inscripción de El aula del columpio.»] Este fin de semana va a llover…y ¡¡¡quizá a nevar!!! Espero que disfrutéis con vuestra familia de la lluvia, el sol, la nieve, el viento, el frío…no dejéis de observarlos, de sentirlos, de disfrutar de ellos!!!

¡Me encantará conocer qué tal lo habéis pasado! Puedes contármelo dejando un comentario debajo, ¡¡Gracias!!